diciembre 30, 2010

Llamando a los ángeles.

Empiezas con una esperanza, con una razón, con ganas de salir de este mundo. Intentando olvidar, crear algo nuevo y comenzar, con el nuevo año, una vida nueva. Y buscas, buscas un cambio que te haga salir de siempre lo mismo, de la misma gente, las mismas canciones, las mismas ilusiones... Pero te das cuenta de que lo bueno no siempre llega cuando lo deseas, que nada tiene el color con el que lo pintan.
Nunca pensaste en cómo plantearte tu vida en un cierto momento, ni en el principio o en el fin del año, ni en verano, ni en invierno: NUNCA. También supiste que ese momento tendría que llegar, el momento en el que tendrías que escoger el camino por el que caminar, el camino por el que realizar tus sueños. La gente, el ambiente, tu actitud. Todo cambiaría cuando escogieras ese camino. ¿Quién va a decirte ahora qué debes hacer? ¿Quién va a ayudarte a afrontar barreras que te tropezarás en un futuro? Nadie. Ahora, la única persona que puede elegir eres tú, tú misma, con tu interior, tu corazón y tu alma.
Y hoy, a un paso de escoger ese camino, a unas horas de empezar algo nuevo, algo que tú vas a inventar, con toda la magia de tu persona, llamas a los ángeles, y les pides ayuda, una señal, algo con lo que poder contar en ese gran camino, el camino de tu vida. Te responden, con la más sencilla de las ayudas y con la más profunda indicación: "Sueña, imagina y piensa, no olvides que tú puedes hacer todo lo que te propongas, que puedes inventar todo lo que quieras. Intenta buscar en tu interior, duplicar tus deseos y medir tu fuerza, la fuerza que va dentro. Tú, puedes cambiar tu sueños, puedes olvidar o recordar. Invierte todo aquello en lo que crees, búscate, encuentrate y luego disfruta, sonríe y vive."


Vive tus sueños, sueña tu vida, inventa nuevos retos e imagina.
Feliz 2011.


- Marisol -
© Nazaret&Marisol / Only hope blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

(leave a light, a light on)