abril 13, 2012

Fiel compañía, ¿dónde estás?

Ella; desinteresada, sensible, vulnerable. Transparente como el cristal de su ventana al amanecer. Cálida, emotiva, solitaria. Pasaba los días escuchando música viendo la lluvia de su húmeda y pequeña aldea, contemplando el paisaje que el frío otoño estaba dejando sobre el bosque trasero. Dejaba que las horas se le escapasen de las manos pensando y reflexionando sobre la vida. Escribía historias de niñas bonitas que lucían una hermosa sonrisa en su cara de porcelana, pero no escribía su historia: triste, desanimada, hundida. Su corazón había sido roto tantas veces que aún no ha recuperado algunos de pedazos en los que se rompió. Sus ojos han derramado tantas lágrimas que han olvidado el resplandor de la felicidad. Había olvidado que existía, se estaba perdiendo en la locura. Se estaba perdiendo a ella misma. Cada noche componía sinfonías bellas y con acordes alegres, armonías que le alegraran el corazón. Había pasado tanto tiempo en su habitación que había perdido la noción del tiempo: días, noches, horas... Su alma sentía pena, se sentía sola. Pasó tanto tiempo intentando que las estrellas la acompañaran 24 horas que había olvidado el precioso resplandor del sol. Fiel compañía, ¿dónde estás? Tanto tiempo intentando que alguien rellenase el hueco que sus brazos moldeaban cada día, que había olvidado que su única compañera era la soledad.

3 comentarios:

  1. Que hermoso que escribir, es muy lindo, mágico :) Te hace volar entre las palabras, me encanto.

    ResponderEliminar
  2. Parece una de esas personas que tienes miedo de tocar por si se rompe, como si fuera de cristal. De lluvia.
    Dulce, elegante y hermoso. Muchos sentimientos concentrados en pocas palabras. Me pregunto si habrá alguien más por ahí que se sienta como ella y que, sin pedir nada a cambio, se ofrezca a tenderle la mano en la soledad.
    Enhorabuena de nuevo, Mer.

    (miaus de lluvia y amor)

    ResponderEliminar
  3. El título es jfnakfnaskfn, me ha encantado el texto!

    ResponderEliminar

(leave a light, a light on)