mayo 22, 2013

heart of stone

[...] y en ese momento estremeció. Estremeció porque la música había golpeado su piel y había indagado en sus venas, corriendo por su cuerpo como parte de su sangre; como su propia y fría sangre.

2 comentarios:

  1. Es una breve descripción de lo que siento cuando llega mi parte favorita del día; cuando la música inunda mis oídos y le digo adiós a los problemas...
    Buen post y maravilloso blog.
    Te sigo muy de cerca :3

    ResponderEliminar
  2. La música es así: conmovedora, vivaz. Es ella la que nos impulsa, la que es a veces por nosotros, la que recorre nuestros recuerdos y los hace vivir una vez más.

    Preciosa entrada. Un beso

    ResponderEliminar

(leave a light, a light on)