marzo 19, 2015

Costellation of love.

Y piloté mis pupilas por los satélites de su cuerpo. Su piel destellaba más fuerte que cualquier estrella que hubiera esa noche en el firmamento, y a mí me encantaba observarla. Me sentía como el niño que navega barcos de papel en el mar, siendo arrollado por las olas que rompen en la orilla arenosa: sucio, sonriente, feliz, pleno, flotando; con la marea, en las nubes, en la gravedad, pero flotando. Y flotaba su pelo en las sábanas blancas, como un bosque de corteza negra, como la red de una araña que te atrapa y te paraliza. Recorrí con mis dedos las dunas de sus piernas, sintiéndome débil al tacto y comprendiendo que yo no quería un desierto si no era al ritmo de sus pasos. Poco a poco recorrí las siete maravillas del mundo, de las que yo fui dueño esa noche: su cintura, sus manos, sus pechos, su boca, sus ojos, su lunar de la mejilla y su sonrisa. Y me provoca, me provoca una muerte súbita cada vez que se curvan sus labios. Al verla allí, inconsciente en sus miles de sueños, comprendí que, si me ofrecieran perderme en la Luna o entre los anillos de su cuerpo, la segunda opción sería mi elección clara e inmediata; porque no hay constelación que brille más que su sonrisa, 
y yo me hago astronauta por vivir siempre en su órbita.


¡Hola, satelillos! Después de mucho tiempo me he decidido a volver a soltar palabras sin sentido en este rinconcito; mi pequeño, querido y especial rinconcito. Quería pediros un favor minúsculo. Estoy participando en el casting de Amor Amor para la nueva campaña publicitaria de su perfume, aun sin esperanzas de llegar a algún sitio que merezca la pena. Si os apetece y tenéis un minuto -os prometo que no toma más-, me haría muy feliz que le dierais al corazón rosa que aparece al final de este enlace [http://es.amoramorcasting.com/user/20866?share_token=YXplcnR5LTIwODY2] para recopilar más votos y poder quedar entre las 100 primeras candidatas. Gracias siempre por confiar en esta chiflada de la cabeza, con planetas en lugar de cerebro.

2 comentarios:

(leave a light, a light on)